• Jheovany Mejia

La fusión que no esperábamos que suceda ya sucedió.



El COVID-19 nos está arrastrando por una nueva avenida de reestructuración total. La sociedad ya no es la misma, la forma de percibir y entender la economía, el trabajo y nuestras relaciones sociales han cambiado drásticamente.

Hasta hace poco teníamos claro que en nuestras ciudades existían tres lugares bastante bien definidos: el lugar donde trabajas, tu casa y el lugar donde buscas esparcimiento y socializar, cada uno de estos sitios cumple (o cumplía, pues los roles están cambiando aceleradamente) una función importante en tu vida. Por ejemplo, en el trabajo las motivaciones del individuo se vuelcan a ser más productivo, escalar posiciones, crecer económicamente, etc. En el hogar se cultivan los afectos más íntimos como ser pareja, papá, hijo, protector, proveedor, etc. Mientras que, en el Centro Comercial, Supermercado, y otros lugares parecidos se busca placer, socializar, explorar, etc.

Estos tres lugares han comenzado a fusionarse de manera acelerada en nuestras sociedades. Es así que fruto de la presión por realizar el tele-trabajo y la tele-educación los hogares ecuatorianos (y seguramente que de varios países más) se han visto invadidos por el estrés por producir y ser más eficientes. De manera acelerada las familias han tenido que introducir en su día a día nuevas rutinas que antes jamás habían estado pensadas, como por ejemplo optimizar el internet para las videoconferencias y las clases virtuales, arreglar una dieta de alimentación que antes estaba delegada al restaurante de la oficina. Las compras del supermercado tuvieron que reestructurarse a una familia que está conviviendo 7 días a la semana las 24 horas del día. No hay tiempo (o mejor dicho tiene que haber tiempo) para cocinar y arreglar la casa, dentro de la cual hoy por hoy están el aula de clases y la oficina. Salir de compras ya no es agradable, las visitas al supermercado tienen filas y controles estresantes, y es así que el consumidor ha comenzado el armado de innovadores viajes de compra por redes sociales, páginas web y visitas a domicilio mediante whatsapp. Muchos han encontrado a grandes maestros de la cocina en youtube y entrenadores de yoga para lidiar con el estrés. Todo esto dentro del hogar y atados a un hilo de Internet que la suda para satisfacer todas estas necesidades.

La educación digital llegó para quedarse, solo es cuestión de tiempo en el que las familias y los hijos, muy adecuados a la tecnología, vayan prefiriendo la convivencia y conveniencia de ahorro en recursos como tiempo y dinero en transporte, uniformes y otros gastos adicionales. La papelería tal y como la conocemos desaparecerá migrando hacia la provisión de más tecnología para el aula de clases y la oficina, ambas en casa.

Por otro lado, el trabajo en casa, será impulsado por dos frentes: las eficiencias económicas que las empresas lograrán al generar ahorros en infraestructura, seguridad, servicios básicos, etc. y todo ese menaje pasará a ser responsabilidad del trabajador, y así pocos meses más tarde veamos florecer una nueva estructura económica con un sin número de gadgets laborales. El otro frente que impulsará el home-work es el trabajador, ilusionado con la optimización de tiempos de viaje, evitar maltratos en el transporte público y congestión, ahorros de costos de pasajes o combustible y demás. Todo esto so pena de un gran esfuerzo familiar para sostener una nueva infraestructura laboral.

El e-comerse está evolucionando a pasos gigantes, las tiendas digitales van poblando un nuevo mercado virtual, que crece sin orden pues no hay autoridades ni regulaciones que las guíen más que la intuición, creatividad y las ganas de los emprendedores y pequeños empresarios por continuar con vida en esta nueva forma de comercio digital, donde queda más que claro que toda empresa puede ser habilitada por la tecnología.

Como ya lo dijo Darwin, no sobrevivirá ni el más inteligente, ni el más fuerte; sobrevivirá aquel que desarrolle la habilidad para crear y construir para adaptarse rápidamente.

No te pierdas nuestro siguiente post y regístrate para recibir nuestros boletines periódicos completamente gratis.


En EUREKNOW Hemos reinventado al forma de hacer Investigación de Mercados.



106 vistas1 comentario

Eureknow

®

Investigación de Mercados

© 2012 Eureknow S.A.

info@eureknow.com

Juan Gonzalez N36-25 y Juan Pablo Sanz, Quito-Ecuador. Teléfono: +593 226 9949

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • YouTube Social  Icon